LIFE +

LIFE +



 

EL COMPROMISO POR EL MEDIO AMBIENTE

Tecnología avanzada y respeto por el medio ambiente identifican perfectamente los objetivos y las finalidades del compromiso de Argo Tractors S.p.A.
Argo Tractors S.p.A. ha ideado el proyecto “Clash Oil”, que ha logrado el importante reconocimiento de la Comisión Europea y la ayuda financiera prevista por el programa Life+.

Qué es el programa LIFE+
Life+ es el instrumento financiero para el medio ambiente, que contribuye a la aplicación y al desarrollo de la política comunitaria en el sector del medio ambiente y de la legislación ambiental.
El objetivo principal del programa es ofrecer una ayuda específica, a nivel europeo, a las medidas y a los proyectos con valor agregado europeo para la aplicación, la actualización y el desarrollo de la política y de la normativa comunitaria en materia de medio ambiente.

El programa se articula en tres componentes temáticas:

1. Life+ “Naturaleza y Biodiversidad”, objetivo principal: proteger, conservar, restablecer, supervisar y facilitar el funcionamiento de los sistemas naturales, de los habitat naturales y de las floras y faunas selváticas, para impedir la pérdida de la biodiversidad, incluida la diversidad de los recursos genéticos, dentro de la UE.

2. Life+ “Política y gestión ambiental”, objetivo principal: implementar, actualizar y desarrollar la política y la legislación ambiental Comunitaria; colmar las lagunas entre la investigación y la implementación a gran escala y promover soluciones innovadoras.

3. Life+ “Información y Comunicación”, objetivo principal: garantizar la difusión de las informaciones y sensibilizar sobre las temáticas ambientales, incluida la prevención de los incendios de bosques; brindar apoyo a las medidas de sostén, como acciones y campañas de información y comunicación, conferencias y actividades de formación, incluida la formación en materia de prevención de los incendios de bosques.

Para mayores informaciones: http://ec.europa.eu/environment/life/funding/lifeplus.htm
 

Proyecto LIFE10 ENV/IT/428

Gracias al proyecto “Clash Oil” Argo Tractors S.p.A. realizará una línea piloto capaz de demostrar la posibilidad de sustituir los lubricantes sintéticos, hoy utilizados para el pre-tratamiento de los motores y de las transmisiones, con lubricantes ecológicos.
 

 

banco di flussaggio trasmissione

El problema ambiental al cual Argo busca dar una solución, es el de la utilización de aceites minerales sintéticos en la fase de pre-tratamiento de las transmisiones y de los motores, ya que dichos lubricantes presentan un elevado impacto ambiental (consumo de energía, producción de CO2 y contaminación de las aguas: un litro de aceite puede contaminar un millón de litros de agua).

Algunos datos:

- 1156 kg CO2/Mg aceite para la producción de aceites lubricantes sintéticos.
- 676 kg CO2/Mg aceite para la regeneración de aceites lubricantes sintéticos.
- 28 millones de toneladas de CO2: producción de CO2 estimada para el 2010, en previsión de la utilización de 41,7 millones de toneladas de aceites lubricantes sintéticos (datos referidos sólo a Europa).
- +2,3%: incremento anual estimado en la demanda de aceites lubricantes

Además, la utilización de aceites lubricantes sintéticos en las transmisiones y los motores provoca la creación de microambientes que presentan alta presión, altas temperaturas y la contaminación con residuos metálicos; esto requiere la instalación de sistemas de aspiración en las instalaciones de producción, a causa de la volatilidad de los lubricantes minerales.

Estas operaciones determinan aproximadamente el 20% de las pérdidas de lubricante que contaminan el medio ambiente circunstante.
Además los lubricantes sintéticos generalmente se producen con sustancias peligrosas.


 

La realización del proyecto se logrará a través de las siguientes fases técnicas:

- optimización de la dimensión de las partículas de grafito y de la concentración en el glicerol y determinación de los compuestos de biolubricantes más funcionales.
- diseño y realización de un sistema de recogida funcional del biolubricante.
- diseño y realización de un circuito de calentamiento para la cisterna del biolubricante.
- diseño y realización de una estación en línea, para la filtración/separación de los lubricantes.
- enlace de los subsistemas y puesta en línea de la instalación piloto.
- test sobre el flujo e individualización de las temperaturas ideales para operar con los biolubricantes y mediciones de los consumos energéticos, de la eficiencia, de la vida útil y de la limpieza de los biolubricantes.
- test en el campo de tractores con clientes de referencia y posibles mejorías surgidas en la fase de experimentación y de desarrollo, como así también a partir de las indicaciones de los proveedores.
- definición de los procedimientos y de las mejores prácticas para el reciclaje.

 


Los resultados previstos a través del desarrollo y la ultimación del proyecto “Clash Oil” abarcan dos aspectos:

Beneficios ambientales:

- sustitución completa de los aceites sintéticos con biolubricantes degradables al 70-100% (aprox. 4000 litros/año).
- reducción en la producción de CO2 (reducción de 1150-670 kg/Mg de lubricante)
- reducción de las emisiones gaseosas (-20%)
- menor consumo de aceite (-60 litros por transmisión)
- utilización de recursos renovables para la producción de biolubricantes
- menor contaminación y utilización de aceites más seguros
- protección de las aguas y del suelo contra las pérdidas accidentales

Beneficios técnicos:

- funcionamiento eficiente
- mayor vida útil de los lubricantes (+20%)
- mayor protección contra la corrosión durante el almacenaje
- valores idóneos de viscosidad durante la lubricación
- recuperación de la energía de las transmisiones bajo lubricación
- menores pérdidas de lubricante

 



 

Problema ambiental

El problema ambiental afrontado aquí es el uso de aceites minerales de síntesis en la fluidificación / rodaje de las transmisiones y de los engranajes. Los lubricantes de origen mineral, en efecto, presentan un elevado impacto ambiental: desde el consumo de energía y producción de CO2, a la contaminación del agua (basta pensar que un litro de aceite puede contaminar un millón de litros de agua).

Datos recientes relativos a las equivalentes emisiones de CO2 muestran que la producción de aceite virgen mineral determina la producción de 1.156 kg CO2/Mg de aceite. Considerando que la demanda global de lubricante alcanza aproximadamente 41,7 millones de toneladas (un cuarto correspondiente a los países europeos), la mejor tecnología disponible, es decir la regeneración, si bien reduce un 42% las emisiones de carbono, no constituye una solución del problema, ya que implica de todos modos la producción de más de 28 millones de toneladas de CO2 al año.

Además, los lubricantes están formados en general por sustancias peligrosas, como los aceites minerales de elevada refinación o alquil-ditio-fosfatos de zinc, que están clasificados como muy peligrosos para la salud humana (categoría de peligro de : Carc.. 1B, R38-51 / 3).

Objectivos del proyecto

El proyecto buscaba demostrar la posibilidad de un pretratamiento alternativo de alta potencia de transmisiones y engranajes,  a través del sucesivo empleo de partículas suspendidas de grafiton recuperadas de las mezclas de glicerol y biolubricantes

El proyecto preveía la realización de una línea piloto, en la que el uso de lubricantes, dotada de una superficie con Ag, habría llevado a un reducción media de 4000 kg de CO2 por año, como así también a la eliminación de compuestos nocivos de elevada refinación como los aceites minerales o alquil-ditio-fosfatos de zinc y a la paralela eliminación de la contaminación ambiental por petróleo.

El proyecto habría llevado, al mismo tiempo, a la recuperación de glicerol de otros procesos productivos. La fluidificación / tratamiento en partículas suspendidas de grafito se orientaba a garantizar la protección del oxígeno y una refrigeración adecuada de las partes en movimiento de la transmisión.

Está comprobado que la estabilización temporanea y reversible de los biolubricantes permite su utilización en las fases sucesivas,  sin los problemas vinculados a la elevada biodegradabilidad de los aceites, que los hace vulnerables a ataques de bacterias y hongos.

Para alcanzar los objetivos antes mencionados se realizaron las siguientes acciones:

• Optimización de las dimensiones de las partículas de grafito y de la concentración en glicerol, para crear así una suspensión idónea para la fluidificación preliminar / rodaje de las transmisiones;

• Diseño y realización de un tanque de recogida funcionante con biolubricante con insertos en aluminio, en modo tal de suministrar protección contra las bacterias y hongos;

• Diseño y realización del circuito de calentamiento del biolubricante, alimentado por energía solar y cinética;

• Diseño y realización de una estación de filtración / separación de los lubricantes, tanto para suspensiones sólidas como líquidas y colocación de magnetos permanentes para la creación de elevados gradientes de campo magnético;

• Pruebas de fluidificación y de individualización de las temperaturas más idóneas para los biolubricantes y mediciones del consumo de energía, de eficiencia y de duración de los biolubricantes;

• Pruebas en el campo de los tractores completos con los clientes de referencia y definición de las mejorías posibles;

           • Definición de los procedimientos de reciclaje;

Resultados ambientales

Los principales resultados ambientales logrados fueron:

Sustitución completa de los aceites sintéticos con biolubricantes;

• Recuperación de 4000 litros / año de glicerol para la fluidificación, utilizando prevalentemente el glicerol obtenido como subproducto de la producción de biodiesel;

• Reducción de la producción de CO2 (1.150-670 kg / Mg de lubricante menos) respecto a un aceite de base mineral;

• Reducción de las emisiones gaseosas (- 20%);

• Menor consumo de aceite gracias a la fluidificación, un promedio de 60 litros por transmisión;

• Aceites menos contaminantes y más oscuros, libres de aceites minerales nocivos de elevada refinación y de alquil-ditio-fosfatos de zinc;

• Protección del agua y del suelo de derrames ocasionales, en el caso de utilización de biolubricantes también durante la vida del tractor;

• Utilización de fuentes renovables.

Programa LIFE+

El programa LIFE+ es el instrumento financiero para el medio ambiente de la Unión Europea. El objetivo general del programa LIFE+ es el de contribuir a la realización, la actualización y el desarrollo de políticas ambientales y legislativas relevantes para la Unión Europea, cofinanciando proyectos pilotos o demostrativos de relevancia para toda Europa. El programa LIFE+ se subdivide en 3 partes:

•  LIFE+ Naturaleza y Biodiversidad: sostiene proyectos demostrativos y mejoramientos prácticos que tengan como objetivo la preservación de la naturaleza y de la biodiversidad europea, a través de la conservación y de la protección de los hábitat naturales y de las especies animales y vegetales.

•  LIFE+ Política y Gobernanza ambiental: sostiene proyectos pilotos o innovadores que contribuyan a la realización de políticas ambientales europeas y de ideas, tecnologías, métodos e instrumentos para el desarrollo de políticas innovadoras ambientales.

•  LIFE+ Información y Comunicación: sostiene proyectos relativos al desarrollo de campañas de comunicación y sensibilización vinculadas a temáticas como la conservación ambiental, la protección de la naturaleza o la conservación de la biodiversidad, como así también campañas para la prevención de los incendios forestales.

Para mayores informaciones: http://ec.europa.eu/environment/life/index.htm, www.minambiente.it.

 

 

 

 

 

Press Review

Final Report

DESCARGAR

PDF1.35 MB

press-review

DESCARGAR

PDF18.85 MB

Final Report

DESCARGAR

PDF1.35 MB

press-review

DESCARGAR

PDF18.85 MB